REGISTRATE

¿Todavía no te has registrado? Crea una cuenta para personalizar tu experiencia y podrás:

  • Guardar tus productos favoritos
  • Terminar la compra más rapidamente
  • Seguir pedidos y devoluciones

No tiene artículos en su carrito de compras.

Bolsa

Tienes 0 Articulo(s) en tu bolsa


0 €

Close
Customer Service
WHATSAPP +39 342 6151345

Preguntas frecuentes Todas las Preguntas frecuentes
Envía un correo electrónico

customerservice@nomination.com

Llámanos

+39 (0)55 425471
De lunes a viernes de 9.00 a 13.00 y de 14.00 a 18.00

Close search panel

¿Qué estás buscando?

Día de la Boda: guía para la joyas nupciales

Día de la Boda: guía para la joyas nupciales

El día de la boda es claramente uno de los momentos más importantes en la vida. Además de los preparativos para la ceremonia, el envío de las invitaciones y la elección del vestido para el gran día, no se puede olvidar un detalle que en una ocasión como esta se vuelve realmente importante: las joyas. Como nunca antes ese día una mujer quiere brillar en toda su belleza y elegancia, así que las joyas correctas se convierten en las aliadas perfectas para este propósito.

Pero ¿cuáles son las joyas que una novia debe llevar para su boda? Si se tienen en cuenta los dichos populares y las reglas de etiqueta, a menudo la elección se hace realmente difícil. Pero no te preocupes: aquí hay algunos consejos para combinar las joyas con el vestido de novia..

Las reglas de etiqueta para las joyas de la boda

Vamos a comenzar el decálogo sobre la elección de las joyas para el dia de la boda junto a las reglas de la etiqueta. Hay varios dictados curiosos, de hecho, que prescriben lo que una novia debería - y sobre todo, no debería - llevar el día de su boda

La elegancia y la sobriedad son las palabras clave. Se prohiben las joyas demasiado llamativas, mientras que se aproban las líneas limpias, las piedras brillantes y los colores suaves. Incluso el reloj tendría que ser prohibido para el gran día, aunque esta regla se aplica sólo a la novia, porque este accesorio cargaría el pulso y la candidez del vestido de manera excesiva. Al contrario, la tradición quiere que el novio lo lleve y que sea elegante, con correa de cuero o de acero.



Otra regla de la etiqueta es que los dedos estén libres de llevar el anillo de bodas en el momento del fatídico "sí". Por eso la novia no debe usar anillos, tampoco el de compromiso, al menos durante la ceremonia. El brillante puede ser lucido sólo a partir de su recibimiento, así que la elección de la joyas para la novia se restringe a los pendientes, a los collares y las pulseras.

Pero, ¡cuidado! Nunca como en este día es válida una de las frases más famosas del indiscutible icono del estilo Coco Chanel, que celebra la sobriedad con la solemne declaración "Antes de salir de casa, mírate al espejo y quítate un accesorio". Bueno, la novia puede llevar pendientes, pulseras y collar, pero no todos juntos. El aderezo tradicional, por lo tanto, está prohibido. Es mejor optar por un máximo de dos joyas, coordinadas o menos.

Se debería evitar el uso conjunto de un collar y de unos pendientes porque llenarían visualmente dos partes del cuerpo que están muy cerca una a la otra. Más bien deberíamos elegir unos pendientes y una pulsera o un collar y una pulsera.

Después de todas estas reglas de etiqueta podría parecer aún más complicado elegir las joyas adecuadas para la boda. Por eso aquí hay algunos consejos para elegir las joyas para el día de la boda y combinarlas con el vestido, con el escote y con el peinado.

Combinar las joyas con el vestido y el escote

La elección del vestido de novia es sin duda uno de los momentos más difíciles de la boda. El vestido perfecto debe encajar como un guante, debe ser muy elegante y hacer sentir hermosa a la mujer que lo lleva. Por eso, incluso en esta ocasión, el gusto personal juega su papel: habrá quienes elegirá un vestido de líneas simples, con pocas lentejuelas y oropeles, otras que optarán en cambio por algo más extravagante, con encajes y faldas voluminosas.

Si el vestido de novia es de este segundo tipo, se debería usar pendientes pero ningún collar, ya que llegaría a ser un accesorio excesivo si ubicado en un vestido muy elaborado. Sólo unos pequeños y brillantes pendientes iluminarán con sobriedad la cara de la novia en su vestido fabuloso. Lo mismo ocurre con los vestidos con escotes que acabamos de mencionar: llevar un collar podría arruinar la figura global.

Si el vestido deja los brazos desnudos, ¿por qué no adornar la muñeca con una pulsera igualmente brillante? Se puede elegir un modelo minimalista, tal vez coordinado con los pendientes, o un modelo de plata con un charm delicado, al igual que las elegantes alas de ángel.



Al contrario el collar se convierte en protagonista cuando el vestido elegido es simple o tiene un escote más importante. En este caso se puede optar por una sofisticada gargantilla: ¿mejor elegir una lineal o con colgante? Elige tu favorita.

Combinar las joyas con el peinado

El peinado es otro elemento importante que se debe tener en cuenta al elegir las joyas para el día de la boda, especialmente con respecto a los pendientes.

Si se quiere dejar la cabellera abierta en toda su longitud, hay que elegir un modelo que no sea oscurecido por la cascada de cabello. El consejo es apostar todo en la luminosidad, por ejemplo, mediante la elección de un par de pendientes que combinan piedras brillantes y perlas. Alternativamente, se puede optar por un modelo colgante, pero que siempre respete los cánones de sobriedad y elegancia. Unas piedras brillantes unidas por un sutil hilo de plata son por cierto una excelente opción.



Los peinados que dejan al descubierto el cuello como el moño,se casan bien con los modelos más largos y llamativos, los cuales enmarcarán el rostro de manera perfecta. Por supuesto, se optará por pendientes colgantes delicados y sofisticados. Las alas de ángel pueden ser la opción correcta también en este caso.

Al contrario para las mujeres que llevan el pelo corto es mejor optar por un modelo pequeño y muy luminoso, el cual endulzará la cara con elegancia.